26 may. 2014

Reseña: Inconsciente (Inconsciente #1) - C. S. Stephens



En los dos años que lleva de novia de Denny, Kiera cree que ha encontrado al hombre que siempre ha deseado. Cuando los dos se mudan a una nueva ciudad para empezar a vivir juntos, donde Denny encontrará el trabajo de sus sueños y ella se inscribirá en una universidad de alto nivel, todo parece perfecto. Hasta que un imprevisto obliga a la pareja separarse temporalmente. Kiera se siente confundida, necesitada de afecto, y lo busca en el lugar más inesperado: Kellan Kyle, estrella local de rock y amigo de Denny. Al principio, él se comporta como un amigo que puede reconfortarla, pero a medida que la soledad de Kiera crece, su relación con Kellan se vuelve cada vez más profunda. De pronto, una noche, todo cambia, y ninguno volverá jamás a ser el mismo. Ahora Kiera debe elegir entre el amor que siente por Denny y la pasión arrebatadora que le promete Kellan.


Mi historia con este libro comenzó un buen día mientras echaba un vistazo al catálogo de la editorial Urano. Me había propuesto leer algo diferente, ya que me encuentro empachada de literatura juvenil, cuando me topé con Inconsciente. La portada a simple vista no me llamó para nada la atención, pero, como ya tengo aprendida la lección de “No se juzga a un libro por su portada”, decidí echarle un ojo a la sinopsis, la cual me pareció bastante prometedora, lo que hizo que me decidiese definitivamente a darle una oportunidad. ¿Qué me he encontrad en él? La mejor lectura en lo que llevo de año. Sí, el libro me ha ENCANTADO, y ahora paso a contaros por qué. 

No puedo contaros mucho más de lo que se nos cuenta en la sinopsis, sino os destriparía el libro. Cuando lo tuve entre mis manos, la verdad es que me echó un poco para atrás su grosor. No os voy a mentir, el libro es largo, denso y de capítulos bastante largos. Pero la verdad es que, una vez que te sumerges entre sus páginas, te dará incluso pena que se acabe el libro, como me pasó a mí. Además, es tremendamente adictivo. ¿Sabes ese momento en el que dices, una página más y se acabó, y cuando te das cuenta has leído nosecuantas páginas más de la cuenta? Pues esa era yo con esta novela. La autora tiene una manera de escribir muy sencilla, de forma que la lectura resulta muy fluida y ligera, para nada tediosa.  

El tema central de la novela es la infidelidad, un tema delicado pero que la autora tratará de manera muy delicada y natural, pero que sus personajes vivirán de manera muy intensa, y tú con ellos. Sí, la autora te hará meterte dentro de la piel de cada uno de los personajes. Odiaras por momento a unos y amarás a otros, y cuando menos te lo esperes, todo dará un vuelco y no sabrás a favor de quien estar. La novela en si es una gran montaña rusa de emociones, que no pasarán desapercibidos para el lector.  Pero os aviso: si eres de esas personas que vomita arcoíris cuando lee pasajes románticos y pastelosos, este libro no es para ti. En esta novela encontraremos altas dosis de “pasteleo”, algo que a mí no me ha molestado para nada, pero yo os aviso, por si acaso.

—Te comportas como una nenaza.
Oyó mi comentario. Me obligó a volverme hacia él, me acorraló contra la encimera y se apretó contra mí. Contuve el aliento cuando agarró con una mano mi magullado muslo y lo colocó alrededor de su cadera. Apoyó la otra mano en mi espalda y me estrechó contra él. Me susurró de nuevo al oído con voz ronca:
—Te aseguro que… no lo soy.—Deslizó los labios sobre mi cuello y volví a estremecerme. Maldita sea… No, desde luego que no era una nenaza. 

Pero lo mejor de la novela, sin duda son sus personajes, perfectamente construidos y con una personalidad muy marcada. Aunque, si tuviese que sacarle algo negativo a la novela, diría que lo que menos me ha gustado ha sido la petarda de su protagonista, Kiera. Lo que más me ha molestado de ella es su maldita indecisión: ahora te quiero a ti, bueno no, ahora a él… ah no, espera, que estoy enamorada de ti… bueno no, oh si.. ¡Diosmio que tia mas cansina! 
Pero la verdad es que se lo perdono a la autora, porque por otro lado a creado a un personaje masculido simplemente perfecto. Kellan es el cantante de rock, tremendamente atractivo que tiene a todas las mujeres en la palma de su mano. Kellan, que decir de Kellan… vas a enamorarte de él desde la página 1, vas a llorar con él, y también vas a sonreir con él. La última pieza de este triangulo amoroso es Denny, el novio de Kiera. Me ha parecido un chico supero mono, sencillo y adorable, por el que he estado sufriendo toda la novela (Maldita Kiera)  

Él se relaja y mira mis labios, después mis ojos y después de regreso a mis labios.
-¿Cómo hacemos eso? Esto es lo que hacemos... vamos y regresamos, vamos y regresamos. Me quieres, lo quieres. Me amas, lo amas. Te gusto, me odias, me quieres, no me quieres, me amas... me dejas. Hay muchísimas cosas que fueron mal antes.


En resumen, un libro que me ha gustado muchísimo, con el que os llevaréis una sorpresa  y que recomiendo a todo el mundo. Yo, por mi parte, estoy deseando ponerme ya con su segunda parte ,Imprevisible, además de que pretendo hacerme con más libros de esta autora.

Muchas gracias a la editorial Urano por el ejemplar. 




4 comentarios:

  1. Me gustó mucho!! el segundo decae un poco, pero aún y así me gustó.
    Besos:)

    ResponderEliminar
  2. Yo tengo ganas de leer esta trilogía, pero creo que esperaré a que saquen el tercero :)
    Besos, gracias por la reseña!!!

    ResponderEliminar
  3. Suena interesante, lo único que me hace dudar sería Kiera, necesito una protagonista que no se vuelva pesada, porque sería un poco extraño que me enamore de los chicos. Igual me lo apunto para otra ocasión porque ya me acabé el dinero que tenía destinado para libros.

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  4. Te he nominado a los Premio Dardos y Liebster award :) http://bookaholicsinwonderland.blogspot.com.es/2014/05/premio-dardos-y-liebster-award.html

    ResponderEliminar